Saltar al contenido

Limpiar persianas vaporeta

Un elemento decorativo muy utilizado hoy en día son las persianas, suelen tener distintos colores, diseños y tamaños. Además de estar elaboradas en una gran variedad de materiales que hacen más fácil o no su limpieza. El problema radica que ellas acumulan mucho polvo y suciedad, lo que termina siendo un problema de limpieza y salud para la familia.

Limpiar persianas vaporeta

Las vaporetas o pistolas de vapor son un artefacto genial para limpiar las persianas, pues ellas eliminan cualquier acumulación de polvo, mugre o suciedad sin dañarla, ni cambiar su color original. Además, el efecto del vapor la higieniza y la vuelve libre de bacterias, ácaros, gérmenes o cualquier microorganismo dañino para la salud.

Luego de verificar el material de elaboración de la persiana y que este no pueda ser dañado por la intensidad del calor del vapor, se procede de la siguiente manera:

  • Se despliega la persiana, se comienza a pasar la vaporeta de un lado a otro con movimientos parejos y con cierta lentitud, de manera que cada parte de ella reciba una buena cantidad de vapor.
  • Luego con un paño seco se procede a ir quitando todas y cada una de las manchas de mugre que han ido formándose a través del tiempo. La mejor forma es limpiar primero la parte inter y luego la externa.
  • Después se vuelve a repasar la persiana con un paño seco para deshacerse de cualquier resto de humedad que pueda quedar. En este punto aún queda suciedad acumulada, se debe pasar de nuevo la vaporeta y luego secarla.
  • En el caso de las persianas que son de una sola pieza y se enrollan en la parte superior dentro de un tambor, este ha de ser quitado antes de iniciar la limpieza. La persiana se comienza a limpiar de arriba abajo (recorriendo la totalidad de la longitud) con movimientos parejos y con cierta lentitud. Después se procede a quitar con un paño la suciedad desprendida.

Es importante recordar la limpieza de la zona donde va enroscada la cuerda y la cuerda misma.